7 de Septiembre de 2012

¿Debes renunciar a tus vacaciones a cambio de una compensación económica?

El derecho de vacaciones anuales retribuidas está expresamente reconocido en el artículo 40.2 de la Constitución y en el artículo 38 del Real Decreto – Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, con la finalidad de proporcionar al trabajador un período de descanso y relajación, tanto físico como psicológico, que resulta necesario para su propia salud y bienestar personal.

Tratándose de esta finalidad insustituible e imprescindible, el pacto de compensación económica del derecho de vacaciones anuales resulta ilegal y contrario a la ley, siempre que su finalidad sea la de que el trabajador aumente el tiempo de prestación de sus servicios en su centro de trabajo a costa de su período vacacional, tal y como expresamente se establece en el artículo 38.1 del Estatuto.

Recuerda que el calendario de vacaciones de los trabajadores lo fija la empresa, y tú como trabajadora tienes derecho según el Estatuto, a conocer la fecha de su disfrute con una antelación mínima de 2 meses antes de la misma.

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?