21 de Septiembre de 2017

Actitudes y barreras que dificultan la comunicación

Además de las barreras físicas que pueden incidir en el proceso de comunicación (ruidos o interferencias, cortes de línea, etc.) hay una serie de factores que pueden aparecer y que son más sutiles y más difíciles de solucionar. Sin embargo, entorpecen igualmente la comunicación y deben ser tenidos en cuenta.

Muchas de estas barreras psicológicas son inconscientes pero otras pueden ser más evidentes y ser fácilmente detectables. Desde luego todas necesitan que tengamos una gran capacidad de reflexión sobre nosotros mismos para identificarlas y determinación para combatirlas una vez las hemos identificado.

  • El rechazo: es decir, mostrar nuestra oposición a una persona, una situación, o unas circunstancias. Todos intentamos conducirnos con educación, desde luego, pero nuestro comportamiento no verbal puede delatarlo sin que nosotros seamos conscientes. Ello impacta en nuestro interlocutor, que va a percibirlo aunque verbalmente no lo manifestemos y que, a lo peor, reacciona rechazándonos a su vez. Una vez llegados a este punto y despertadas estas sensaciones mutuas, el entendimiento va a ser, cuanto menos, complicado. También hay personas que si tienen la sensación de que van a sufrir un rechazo, atacan primero rechazándonos antes. Es un modo de salvaguardar su ego y la situación, y eso coarta cualquier forma de comunicación efectiva hacia la otra persona.
  • Los prejuicios: es una de las barreras más importantes, porque todos en mayor o menor medida hemos sido educados o hemos desarrollado prejuicios sobre tipos de personas, situaciones, etc. y son difíciles de vencer. Pueden ser ideológicos, educativos, culturales, de clase o estatus, de género… y nos influyen. En algunos casos nos llevan a la intolerancia e imposibilitan el diálogo.
  • La búsqueda de culpables: si estamos más preocupados en eximirnos de responsabilidad buscando el culpable de una situación, estamos desviando el foco del problema y por tanto, no concentrando nuestros esfuerzos en buscar conjuntamente una solución. Puede darse en los trabajos de equipo cuando algo falla y puede generar situaciones muy incómodas y enfrentamientos entre miembros del equipo.
  • Estar a la defensiva: en una situación de conflicto, donde la comunicación debiera ser lo más fluida posible, estar a la defensiva sólo va a conllevar que el problema no pueda solucionarse. Implica estar más atento a defenderse de los ataques que uno espera, que a la realidad: ni se escucha, ni se ve, ni se percibe esa realidad, sino lo que uno espera del otro, y que es falso. Así, se reacciona sobre algo que sólo está en la mente de uno, y que no es lo que está pasando. Hay personas que no necesitan un conflicto para ponerse a la defensiva: viven en este estado permanente.
  • Etiquetar al otro: si ya de antemano vas con una idea preconcebida sobre cómo tu interlocutor va actuar, qué va a decir, cómo te va a rebatir, no estarás en la conversación real, estarás reaccionando a la conversación que tú has ideado. Hay que tener la mente abierta. Una cosa es que preveas diferentes opciones para estar preparado con tu respuesta y otra que no seas capaz de poder ver la información real que el otro intenta transmitir en esta ocasión.
  • Mostrarse engreído: minusvalorar al otro, pensar que siempre tenemos la razón y vivir la situación como si el otro fuera el equivocado nos hace perder totalmente la perspectiva de las cosas. Se debe ser ecuánime y sereno en las apreciaciones. Y además no pasa nada por equivocarse de vez en cuando. Eso nos permite APRENDER.
  • Ir de víctima: implica no asumir responsabilidad alguna sobre lo que nos pasa, quejarse en lugar de actuar para resolver. En lugar de provocar la reacción que queremos en el otro (que nos compadezca) podemos hacer que rechace nuestros argumentos de entrada sin valorarlos porque los considera injustos, cansinos…

¿Cometes alguno de estos errores a la hora de comunicar? Reflexiona sobre las situaciones en las que creas que no ha fluido la comunicación y piensa si ha habido algún factor en juego de los que hemos visto que te haya impedido avanzar.

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?