7 de Septiembre de 2012

¿Cómo debe ser tu mobiliario de trabajo?

Pasar muchas horas delante del ordenador puede ocasionar no sólo molestias en los ojos, o deficiencias en la vista, sino también alteraciones musculoesqueléticas debidas a la adopción de malas posturas a la hora de realizar tu trabajo diario. 

En otras ocasiones te hemos hablado de las características básicas que debe tener tu ordenador para optimizar tu rendimiento sin que ello conlleve riesgos de ningún tipo para ti, pero ¿sabes que también existen normas para tu mobiliario de trabajo? Aquí te las resumimos.

  • La mesa 

No debe de producir reflejos. 

En cuanto a su color, se aconseja que no sea ni demasiado claro ni oscuro en exceso. Un tono medio o neutro es el ideal. 

Sus dimensiones han de ser las suficientes para colocar el ordenador, el teclado, los documentos que puedas necesitar o sobre los que estés trabajando, así como otro material accesorio que utilices. Debe además permitir que esta colocación sea flexible y que tú puedas trabajar de forma cómoda. 

Es mejor que no tenga aristas ni cantos afilados, y que las esquinas sean bordes redondeados. 

  • La Silla

Es aconsejable que sea una silla provista de cinco ruedas para permitir el desplazamiento.

La altura del asiento ha de ser regulable

La altura del respaldo también debe ser ajustable y éste a ser posible, reclinable. 

Para mantener una posición más cómoda puedes poner un reposapiés.

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?