15 de Septiembre de 2017

Compromisos recíprocos

El compromiso recíproco consiste en renunciar a una cosa a cambio de otra, que puede ser de igual o de mayor valor.

Este tipo de acuerdos no ajeno a ningún profesional, independientemente de cuál sea su profesión. Es difícil tenerlo todo, y siendo profesional del secretariado es posible que sientas que tus concesiones recíprocas van dirigidas a lograr verdaderos equilibrios entre tu vida personal y profesional.

Es muy importante para tu bienestar y tu autosatisfacción ser capaz de definir con mucha claridad aquello a lo que estás renunciando y aquello que esperas ganar, si analizas muy profundamente estos dos aspectos serás capaz de tomar decisiones asertivas y acordes con lo que realmente necesitas.

Es posible que en algún momento te hayan ofrecido un ascenso interesante para tu carrera, pero acompañado de un traslado, también puede haberte ocurrido que te ofrezcan un ascenso con cambio de jefe, cuando tú percibes que a largo plazo será más interesante para tu proyecto profesional permanecer con tu actual directivo. Este tipo de situaciones requieren de decisiones conscientes y meditadas. ¿Qué te puede ayudar a tomar este tipo de decisiones?

Antes de dar una respuesta te puede servir plantearte:

¿Cuál es tu motivación actual?, es decir, ¿te está moviendo la ambición, asegurarte el futuro, etc.? En definitiva, ¿qué es lo que realmente en este momento está influyendo en tus decisiones finales?

¿Qué es más importante para ti en este momento, tu vida personal o tu vida profesional?, ¿Qué te gustaría que fuera más importante?, ¿En qué ámbito de tu vida estás más dispuesta o dispuesto a a realizar las mayores concesiones recíprocas para mejorar?

¿Eres realista en tus prioridades actuales?, es decir, ¿son tus prioridades actuales las mismas que hace tres años? Es posible que hace tres años sintieras una gran ambición, pero ahora no. Ten siempre presente el momento actual, porque no puedes tomar decisiones en el presente basándote en los hábitos y motivaciones de hace tres años, es más, ¿te has permitido cambiar tus prioridades a lo largo del tiempo?

Otro aspecto importante en la toma de decisiones consiste en reconocer tus propias limitaciones, por ejemplo, supongamos que has decidido trasladarte y las cosas no funcionan como tú esperabas, ¿podrías soportar la tensión económica y emocional de quedarte sin trabajo?, ¿o la de ser reubicada en un puesto que no ha sido elegido por ti?

Otro aspecto para tomar conciencia, antes de tomar una decisión, consiste en valorar los costes y consecuencias de no llevar a cabo el compromiso recíproco propuesto; puede ocurrir que te encuentres en una “zona cómoda”, que te está apegando a la queja sobre la política de la empresa, y donde no estás siendo lo suficientemente proactiva para adaptarte a los constantes cambios por los que pasan las empresas o, al contrario, necesitas una época de permanencia en la “zona de comodidad”, porque sientes que llevas un largo periodo de tiempo invirtiendo mucha energía en la adaptación a nuevas responsabilidades y decides tomarte un tiempo de actividad más tranquila.

Sea lo que fuere el objetivo de todo compromiso recíproco consiste en encontrar un equilibrio que a ti te aporte satisfacción, habiendo hecho un análisis pormenorizado de lo que cedes y de lo que ganas.

Isabel Montero
Experta en comunicación y desarrollo

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?