18 de Marzo de 2016

Convivir en la oficina

Las normas de conducta en la oficina siguen siendo básicas para la realizar un trabajo de forma tranquila y relajada, ya que permiten la convivencia entre la multitud de personas que transitan por ella durante muchas horas al día.

Si dejamos que las cosas se vayan de las manos, pueden convertirse en situaciones conflictivas, resultado de malos entendidos y de cosas dichas a medias, o en relaciones muy destructivas. Pero si se pone el empeño en que se cumplan unas normas básicas de convivencia y de respeto, es mucho más fácil llevar a cabo el trabajo diario y afrontar situaciones difíciles en equipo y con comprensión.

Algunas de las siguientes sugerencias te pueden ayudar a mantener una buena convivencia en la oficina. Veámoslo:

No seas propagadora de rumores

  • Es decir, si permites que los cotilleos y rumores te afecten o salgan de ti, tu reputación puede resultar dañada, lo cual hace que tu carrera profesional dentro de esa empresa se limite de cara al futuro.
  • Sabes además que la secretaria nunca debe revelar ningún tipo de información confidencial ni confirmar o desmentir rumores.

Trata de crear buenas relaciones con todas las personas

  • De este modo te sentirás más a gusto y tu trabajo será más fácil y agradable.
  • Sé amable y siempre que tengas ocasión y sea posible ofrece ayuda a quien pueda necesitar de ti.
  • Recuerda que los comentarios que hagas sobre tus compañeros, ya sean positivos o negativos, acaban por llegar siempre a oídos de la persona aludida.

Tu conducta dice mucho de ti, si quieres lograr que te respeten y se te considere la candidata ideal para un ascenso, esfuérzate por tener un aspecto y una actitud profesional y actuar en consecuencia en todas las situaciones.

Es muy interesante que te intereses por conocer el estilo de trabajo del equipo al cual te incorporas o la forma de trabajar de la oficina donde vas a desarrollar tu trabajo. Pídeles a tus compañeros que te informen al respecto y observa para poder aprender de tus compañeros y adaptarte así a los hábitos establecidos en la oficina, con una actitud cooperadora será mucho más fácil crear relaciones óptimas con tus colegas de trabajo.

Las relaciones con los compañeros de trabajo fuera de la oficina, en cenas, comidas o fines de semana, si no están bien llevadas pueden acabar siendo problemáticas.

Es muy bueno tener una buena relación con los compañeros, pero has de ser cuidadosa, porque puede darse el caso que tengas que enfrentarte con lo que haces o dices fuera de la oficina.

Isabel Montero

 

 

Si tienes algún compañero o jefe/a que pierde la paciencia con mucha frecuencia o utiliza un lenguaje y un estilo agresivo, intenta mantener la calma y no ponerte a su altura.

 

Lo mejor es salir de la situación de la forma más profesional que puedas.

 

Si utilizas formas demasiado secas o agresivas dañarán tu imagen dentro de la empresa, independientemente de quién haya provocado la situación de conflicto.

 

Es indiscutible que cualquier persona que tenga el objetivo de progresar en su carrera profesional ha de saber hacer uso de la diplomacia y de las normas básicas de la convivencia en la oficina.

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?