7 de Septiembre de 2012

El Leasing

Seguro que has oído hablar de este tipo de contrato. Aquí te damos unas pautas mínimas para que conozcas un poco más cuál es su régimen.

El leasing es un contrato de arrendamiento que permite adquirir el uso de un bien mueble o inmueble durante un tiempo determinado, pagando a cambio una cuota periódica. Se caracteriza además porque el usuario del bien tiene la opción de comprarlo al cumplirse el tiempo del arrendamiento. 

¿Cuáles son los tipos de leasing?

  •  Financiero: es el caso típico del leasing, donde el cliente no puede rescindir el contrato de forma unilateral, con lo que queda obligado al pago de las cuotas periódicas durante el tiempo que se hubiera pactado. Además la sociedad de leasing no está obligada al mantenimiento o reparación del bien objeto del contrato. 
  •  Operativo: se caracteriza porque el usuario puede revocar el arrendamiento en cualquier momento previo aviso. Supone una ventaja en el caso de arrendamiento de bienes que quedan obsoletos rápidamente, ya que permite sustituirlo por otro tecnológicamente más avanzado. También se suele ofrecer el mantenimiento del bien arrendado a cargo de la sociedad de leasing. Es un sistema similar al renting, con la diferencia de que el leasing ofrece la opción de compra al término del contrato.
  •  Lease-back: es un modalidad específica, donde la empresa que va a alquilar el bien era propietaria del mismo, pero se lo vende a la sociedad de leasing con el objeto de que le ceda su uso a través del alquiler del bien. 

El leasing cuenta con una serie de ventajas fiscales, entre ellas que los intereses de las las cuotas son gastos deducibles y el resto se computa como compra del bien. Además permite la financiación del 100% del bien y se puede adquirir su propiedad al término del contrato pagando lo que se llama valor residual, que ya se establece en el momento de la contratación. 

El usuario del bien ha de mantenerlo en el estado en que lo recibe, sin que ello signifique que no pueda darse el desgasta natural o propio de su uso. Al igual que en cualquier tipo de arrendamiento, ha de usarlo conforme a su naturaleza y en las condiciones que le son normales.

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?