11 de Octubre de 2017

Emociones que impactan en el estrés

Conocer las emociones, analizarlas y poder aprender a gestionarlas es esencial para poder afrontar situaciones de estrés en el trabajo. ¿Sabes qué emociones tienen mayor impacto en nuestros niveles de estrés?

  • Rabia:  por una situación que creemos injusta,  por falta de entendimiento con los demás,  por sentir que somos tratados mal y que merecemos un mejor trato…
  • Indefensión: supone el sentimiento de estar solo, de no poder contar con nadie, sintiéndonos desprotegidos y sin defensa.
  • Miedo: a la incertidumbre del futuro,  a perder el control, a ser despedido, a perder nuestro estilo de vida…
  • Decepción: esperar una recompensa que no llega, una promesa de aumento no cumplida, una conducta incorrecta de un compañero que no esperábamos…
  • Fracaso: ligado a la culpabilidad, a no sentir que se he hecho lo correcto o todo lo que podíamos para conseguir el éxito…
  • Vergüenza: por ejemplo, si nos hemos expuesto emocionalmente pidiendo una ayuda que no nos ha sido dada.
  • Tristeza: por pérdidas de todo tipo.
  • Aislamiento:  a veces antes fuertes presiones laborales podemos encerrarnos en nosotros mismos, entrando en una espiral de soledad que a la larga pasa factura.
  • Desánimo:  pudiendo perder la energía y la fuerza para continuar y que todo se nos haga cuesta arriba.

El estrés tiene origen en nosotros mismos, en el sentido de que es nuestra respuesta a una serie de estímulos, de acontecimientos externos. Es subjetivo y personal. Una misma situación puede ser percibida de muy distintas maneras por dos personas diferentes: una puede considerar una cambio laboral como un reto apasionante, mientras que otra se horroriza sólo de pensar que puede perder su trabajo.

Si ante una situación estresante podemos reconocer nuestras emociones, aceptándolas pero no poniéndolas en el centro de nuestra existencia, tendremos más oportunidades de superar estas situaciones.

 

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?