16 de Julio de 2016

Formas de liderar: trabajar y relacionarse

El liderazgo es aquella capacidad que tienen ciertas personas para influir o dirigir los grupos, conduciéndolos hasta conseguir los objetivos deseados, a la vez que es aceptado por el grupo. El liderazgo puede venir dado por cualquier característica que lo haga destacar sobre el resto de miembros del grupo y que ayude a éste, en su conjunto, a seguir adelante. Aquello que puede destacar va desde una mejor preparación técnica, facilidad para cohesionar al grupo y lograr que actúe en una determinada dirección, influencias o contactos económicos que logran que se sitúe a la cabeza de un grupo u otros elementos.

Existen diferentes formas de analizar el liderazgo pero aquí lo haremos desde el punto de vista de dos variables que se producen en las relaciones de trabajo que son la tarea y la relación.

  • La tarea: son las actividades destinadas a ejecutar, el trabajo principal de la empresa.
  • La relación: son las actividades destinadas a crear buen clima de trabajo.

Según el tiempo dedicado a cada una de estas dos variables nos encontramos ante los estilos de liderazgo siguientes: persuasión, dirección, participación y delegación.

Estilo Dirección

Cuando existe mucha carga de trabajo y poco tiempo destinado a la relación con el grupo de trabajo. Se reduce a dar órdenes. Es un estilo comunicativo unilateral y descendente, propio de organizaciones muy jerarquizadas. El liderazgo consiste en decidir y no permitir la participación.

Estilo de participación

Es aquel en el que la persona líder aúna los esfuerzos de todo el grupo. El grupo está formado a su vez, por personas muy competentes en su materia y cada una se encarga de ciertas parcelas de responsabilidad. La persona líder coordina, permite al grupo que sugiera ideas y se hace un análisis conjunto de las diferentes alternativas.

Para que fluyan de forma espontánea las ideas de forma ascendente (desde el grupo a la persona líder) es conveniente:

  • Concretar la información que se busca e interesa.
  • Evitar actitudes defensivas frente a críticas que sean constructivas
  • Examinar todas las informaciones

Estilo persuasión

El liderazgo supone decidir, pero antes se intenta convencer al resto del grupo de que la opción escogida ha sido la más acertada. Por tanto, se busca que el equipo apruebe las premisas que ha proporcionado la persona líder.
Para dar información al grupo es conveniente:

  • Examinar la disposición del grupo.
  • Estudiar el momento adecuado para hacerlo.
  • Dosificar la información.
  • Concretar la información que se dará.
  • Comprobar que se ha entendido.

Estilo Delegación

El grupo tiene la iniciativa en determinados temas que se han traspasado. Sin embargo existen temores a la hora de delegar, como son pensar que los colaboradores lo harán peor que nosotros o el temor a perder poder. Pero los beneficios de la delegación superan a los temores, pues se reduce el tiempo de ejecución para poder encargarse de temas como la planificación o la supervisión y también reduce considerablemente la ansiedad por falta de tiempo.

Y en este tema de delegación hay que recordar siempre que lo que se delega es la tarea, nunca la responsabilidad que siempre seguirá siendo nuestra. Es conveniente recordar en este punto que existen cuestiones INDELEGABLES como son:

  • Las actividades directivas. Planificación, supervisión y control
  • Funciones de motivación o cohesión del grupo
  • Temas tan urgentes en los que no hay tiempo para explicar
  • Asuntos confidenciales
  • Actividades que nos han delegado otros

En definitiva, la persona que verdaderamente ejerce un buen liderazgo es aquella que sabe marcar unos objetivos alcanzables y poner los medios adecuados a disposición del grupo, a la vez que consigue que el equipo esté motivado y contento mediante una dinámica de grupo adecuada que favorezca la cohesión y participación del mismo.

Es evidente que mientras más experimentado, profesional y preparado esté el grupo, menos trabajo de tarea y más trabajo de relación deberá realizar la persona que sea líder.

Mª Carmen Macías
Experta en gestión y administración

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?