29 de Mayo de 2009

Igualdad?

Con respecto a la igualdad entre hombres y mujeres en el trabajo, deberíamos de empezar por apreciar un primer síntoma de que la diferencia existe de veras: cuenta cuántos secretarios hombres hay, y comienza a preguntarte por qué. Aunque en la causa encontremos una explicación mucho más circunstancial que injusta (véase el post “el día de la secretaria“) ya no podriamosestar hablando igualdad porque aunque haberlos haylos, son poquitos.

Todos los días en la oficina sigo viendo injusticias de género que nadie se atrevería a calificar como tal. Por ejemplo, contemplo con verdadero asombro cómo los ingenieros llegan mucho más lejos en menos tiempo que ellas (las ingenieras), que parecen atrapadas en el mismo papel para siempre. La mujer que llega lejos ha de ser guerrera, peleona, luchadora, destacar, y ser una heroína mientras que el perfil de un triunfador puede ser mucho más simple que eso. Al mismo tiempo, una mujer ya se considera una triunfadora por el hecho de ser jefa de cualquiera mientras que el triunfador “él” es alguien que se supone ha llegado muchísimo más allá de jefe, jefecillo, o jefazo.

Incluso las mujeres comenzamos a marcar las diferencias. A menudo me encuentro con mis compañeras pronunciando los típicos tópicos sobre hombres que tanto les reprochamos que hagan sobre nosotras, lo cual no debería de ser así. Lo que es indudable es que somos diferentes y que la interacción de los unos con los otros en la oficina es indispensable.

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?