22 de Noviembre de 2012

La semana gastronómica – Parte 3

VIERNES, verde y ligero

El último día de la semana te proponemos un menú muy ligero por si luego vas a salir a cenar o te quieres poner un modelito algo ajustado. Es el día de las ensaladas como plato único. Puedes elegir entre:

– Ensalada de lechuga, maíz y pollo cocido o a la plancha con salsa de yogur y mostaza
– Ensalada de pasta con atún, palitos de cangrejo, gambas, tomate, queso, etc. aliñada con aceite de oliva, sal y vinagre
– Ensalada de arroz con pimientos morrones, palitos de cangrejo o gambas, huevo duro y maíz
– Ensalada de patatas cocidas, pimientos morrones, maíz y gambas, aliñada con aceite de oliva, sal y vinagre
– Postre: una pieza de fruta

Para beber: agua, té frío con limón y sacarina o, si no puedes evitarlo, un refresco light.

Un consejo: para estar bien alimentada(o), procura complementar con la cena lo que hayas comido al mediodía: si tu menú incluía muchas proteínas, toma más hidratos de carbono por la noche. Para las cenas es muy recomendable tomar pescado o un huevo con una ensalada o verduras y algo de fruta. En los menús que te hemos dado puedes incluir una porción de pan. Por su valor nutricional, puedes sustituir la pasta por el arroz si no te gusta una u otra.

Útil idea: ahora que empieza el buen tiempo, llévate platos que puedan comerse en frío; sácalos de la nevera un rato antes de la hora de comer. De casa puedes llevarte también un termo de té al limón con sacarina para beber durante el día.

¿Hambre entre horas?

¡Cuidado!, si no te controlas entre horas puedes echar por tierra todo lo que has conseguido con tus menús sanos y bajos en calorías. Sí puedes comer entre horas, pero con cabeza. Algunas sugerencias:

– Una pieza de fruta con una infusión o té con sacarina
– Un yogur desnatado
– Una rebanada de pan integral con queso fresco o mermelada baja en calorías
– Si haces deporte o gastas mucha energía, puedes tomarte un pequeño bocadillo de atún o un par de galletas con un vaso de leche
– Si sales a tomar el aperitivo, nada de alcohol. Opta por los berberechos, pepinillos en vinagre o atún con pimientos, agua o un refresco light

Olvídate de los snacks de máquina, las patatas fritas y los bollos. Ten siempre una fruta, un yogur o unas galletas integrales a mano para evitar tentaciones.

Una regla de oro: no te saltes el desayuno. Si no desayunas llegarás a la comida muerta(o) de hambre y caerás en la tentación de comerte algo poco recomendable a media mañana.

 

Fuente: dietas.com

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?