26 de Marzo de 2012

Las rebajas: que no te den gato por liebre

En época de rebajas tienes que evitar las compras realizadas de manera impulsiva, sin haber reflexionado previamente, puesto que puedes acabar adquiriendo artículos que no te resulten útiles o que no compensen lo que has pagado por ellos.

¿En qué consisten? Son un tipo de ventas que un establecimiento donde se ejerce habitualmente la actividad comercial realiza, ofreciendo los productos a un precio inferior al fijado antes del inicio de las rebajas. Por eso no entran en este tipo de ventas:

  • La de productos deteriorados.
  • La de productos no puestos antes a la venta al precio ordinario.
  • La de productos expresamente adquiridos para ser venidos a un precio inferior al ordinario.

Reglas aplicables:

  • En las etiquetas del precio deben constar el precio antiguo y el actual rebajado o también el tanto por ciento en que aparecen rebajados.
  • La información sobre los productos ofrecidos no puede atribuirles características distintas de las que realmente tienen.
  • Si el establecimiento acepta el pago por tarjeta, debe aceptarlo también durante el período de rebajas (no se permite que se disminuyan las prestaciones al consumidor en las condiciones de pago). No te pueden realizar cargo alguno por pagar de esta manera.
  • Está prohibida cualquier encubrimiento del precio mediante fórmulas de pago confusas o la rebaja en la calidad o en la cantidad de producto.
¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?