21 de Febrero de 2013

Los celos en el trabajo son distintos entre hombres y mujeres

 

Un estudio realizado por investigadores de España, Holanda y Argentina indica que en el trabajo, la competición sexual afecta más a las mujeres que a los hombres. Sin embargo, las habilidades sociales del rival provocan celos y envidias profesionales en ambos sexos por igual.

Según SINC, un grupo de investigadores de las universidades de Valencia, Groninnen (Holanda) y Palermo (Argentina) ha analizado las diferencias entre hombres y mujeres en su manera de sentir celos y envidia en el trabajo, en un estudio presentado en la revista Psicología Social.

“Las mujeres con un alto nivel de competición intrasexual son más celosas si la rival es más atractiva y más envidiosas si la rival es más dominante. En los hombres no se obtienen estos resultados, ya que ninguna de las características del rival que provocan celos y envida predicen la competición intrasexual”, declara a SINC Rosario Zurriaga, investigadora de la Universidad de Valencia.

La rivalidad intrasexual se refiere a la competición con otras personas del mismo sexo impulsado por el afán de obtener y mantener el acceso al sexo opuesto.

Zurriaga, junto con sus compañeros de las universidades de Groningen y Palermo, ha analizado este tipo de rivalidad a través de una muestra de 114 cuestionarios repartidos en el puesto de trabajo, “una muestra suficiente ya que se trata de un estudio exploratorio”, explica la experta de la Universidad de Valencia.

En el citado estudio se analizaron estas dos emociones: celos, que se conceptualizan como una amenaza o pérdida de logros en una relación debido a la interferencia de un rival; y envidia, que se conoce como una respuesta a otra persona que posee logros, habilidades o cualidades que uno desea, e involucran carencia en comparación con el envidiado.

Según sus resultados, en general la competición sexual provoca más celos y envidia en las mujeres. No obstante, tanto en hombres como en mujeres las habilidades sociales de los rivales provocan estas dos emociones. “Este resultado pone de manifiesto la importancia de las destrezas sociales en entornos laborales”, afirma Zurriaga.

El 26% de los trabajadores encuestados trabajaban en la administración, el 21% en el sector servicios, el 30% en educación y el restante en sanidad y otras profesiones. Respecto al sexo, se repartió la muestra al 50% entre hombres y mujeres, con una media de 36 años y 11 de permanencia en la empresa actual.

Fuente: AgenciaSINC.es

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?