7 de Septiembre de 2012

¿Qué es el despido improcedente?

  • Si tu empresario te despide, y tú recurres ante los tribunales ese despido, los efectos que se derivan de él serán distintos según el tribunal lo califique de procedente, improcedente o nulo.
  • Tu despido será procedente cuando el incumplimiento alegado por el empresario quede demostrado. De esta forma, tú no tendrías derecho a ningún tipo de indemnización ni a los denominados salarios de tramitación.
  • En cambio, si el despido es calificado como improcedente, ello significará que el incumplimiento que es la causa de tu despido no ha quedado suficientemente demostrado, o bien que no se han observado los requisitos y formalidades exigidas para efectuarlo.
  • El empresario tendrá un plazo de 5 días desde la sentencia en que se califica al despido de improcedente para optar entre dos actuaciones posibles:
    • Readmisión: deberá readmitirte en las mismas condiciones de trabajo que disfrutabas antes de efectuar el despido. Ello signif
      ica que deben mantenerse tu salario, tu puesto, etc. Esta readmisión ha de ser además inmediata. Se entiende que opera la readmisión si dentro de aquel plazo de 5 días el empresario no se hubiera decantado por alguna de las dos opciones. 
    • Indemnización: está fijada en 45 días de salario por año trabajado, estableciéndose un máximo de 42 mensualidades. Los periodos que sean inferiores a un año se prorratean por meses. Esta indemnización podrá variar en función de la tipología de tu contrato.
  • El empresario debe abonarte en todo caso los llamados salarios de tramitación. Estos salarios corresponden a aquéllos dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la de la notificación de la sentencia declarando la improcedencia, o bien hasta la fecha en que hubieras encontrado un nuevo empleo, si esta fecha fuera anterior en el tiempo a la de notificación del despido improcedente. 
¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?