16 de Mayo de 2017

¿Qué hacemos con los invitados extranjeros?

Por una simple razón de cortesía, si a nivel de precedencia un extranjero y un nacional tienen igual rango, daremos preferencia a la personalidad extranjera. Recordemos que la precedencia es la prioridad que una persona, o cosa, tiene con respecto a otra, es decir, en relación a los invitados a un acto es el orden que deben guardar las personas asistentes a la hora de su colocación en una mesa, en un estrado, etc.

A la hora de colocar en una mesa a un invitado extranjero deberemos observar una norma también de cortesía para favorecer su integración y hacerle sentir acogido: no debe aislársele, aunque sean un grupo de personas: deberemos integrarlo/s en el resto de grupos que se hayan formado, es decir, en una mesa donde no únicamente haya extranjeros.

Parece lógico: si nuestra intención al invitarlos es agasajarlos, lo menos que podemos hacer es facilitar su integración en el grupo al que lo hemos unido. Así, será conveniente no sentarlo junto con otro extranjero, salvo que hablen un mismo idioma y el resto de comensales no lo comparta.

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?