28 de Marzo de 2017

¿Qué hacer ante una visita inesperada?

Es una de las situaciones que suelen darse en las empresas, tanto con clientes internos como con clientes internos. Aquí primará la política de empresa y, en su caso, la de nuestro directivo, si nos ha dado indicaciones al respecto, pero también hay una serie de consejos generales que pueden ayudarte en estos casos, sobre todo en el caso de visitas externas, donde la primera imagen es fundamental.

  • Si nos avisan desde recepción que ha llegado una visita no esperada o que no estaba concertada, lo correcto será indicar que la dirijan a la sala de espera.
  • Pediremos información de su nombre y apellidos, de la empresa y el cargo del visitante, así como del motivo de su visita. Una vez tengamos esta información podremos también valorarla, y en su caso, informaremos a nuestro jefe, que nos dirá si puede o no recibirle.
  • Si la respuesta es que no, lo más correcto es avisar personalmente a la visita de esta circunstancia, a la mayor brevedad posible.  Con amabilidad le haremos ver que es conveniente que nos llame con antelación para poder concertar una visita, en caso de que se considere necesario. Si nuestro jefe no es la persona que debe recibirlo, podremos indicarle el modo de proceder adecuado, en caso de que fuera de nuestro conocimiento y no se tratara de información que contravenga los usos de la empresa.

Susana Fernández

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?