19 de Septiembre de 2016

Realizar una presentación de manera correcta

La capacidad de realizar las presentaciones con elegancia es una técnica sencilla de aprender y aporta a la secretaria un valor añadido que pone de manifiesto su profesionalidad y su conocimiento del protocolo empresarial.

Como regla básica, lo primero que debes tener en cuenta es la utilización del nombre de la persona de mayor edad o de mayor importancia en la presentación. Algunos ejemplos:

Cuando tengas que presentar a un joven directivo a otro mucho más antiguo:

“Sr. Torres (el más antiguo), esta es la Srta. Gómez (la más joven)”

Cuando debes presentar a alguien de tu empresa a un cliente:

En este caso la presentación debe ser: “Sr. Muñoz (cliente) le presento a la Sra. Alonso, jefa de nuestro departamento de ventas. Sra. Alonso, le presento a Julio Santos, de Lopasa.”

Es importante que cuando presentes a alguien proporciones un poco de información sobre la persona, sobre todo si consideras que las partes no están del todo seguras del puesto de trabajo o de la posición del otro.

Naturalidad ante todo

Lo más importante es recordar que durante las presentaciones actúes con la mayor espontaneidad y naturalidad posible. Aunque hay unas reglas básicas, no vale la pena quedarse bloqueada pensando a quién debes presentar primero, porque nadie te va a responsabilizar de hacer una presentación que no es estrictamente protocolaria. Lo que sí se puede tildar de fallo importante es que alguien se sienta molesto por no haber sido presentado.

¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?