3 de Abril de 2012

¿Tienes un contrato a tiempo parcial?

Puede que trabajes diariamente durante unas horas y no la jornada normal de trabajo que, por lo general, es de 8 horas.

En este caso, se te aplica el contrato a tiempo parcial, que funciona como te detallamos:

  • Desde 1998 este contrato ha mejorado respecto a las condiciones de cotización y protección social.
  • No debe superar el 77% de la jornada a tiempo completo que establezca el convenio colectivo de tu empresa o de la jornada máxima legal, es decir, 8 horas diarias.
  • Tus garantías y derechos como trabajadora son los mismos que los de una trabajadora a tiempo completo.
  • El acceso a este tipo de contrato es voluntario para ti, sin que puedan despedirte por negarte a pasar de un puesto a tiempo completo a otro a tiempo parcial o viceversa.

Otras consideraciones importantes:

  • Ha de ser formalizado por escrito y además en el modelo oficial correspondiente.
  • La jornada podrá realizarse de forma continuada o partida.
  • Podrá se indefinido o por una duración determinada en los supuestos en que se permite esta modalidad de contratación, excepto en el contrato de formación.
  • No pueden realizarse horas extraordinarias, salvo en supuestos de prevención o reparación de siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes.
  • Las horas complementarias deberán haberse pactado previamente y sólo podrán realizarse si se trata de un contrato de indefinido. Éstas serán, como máximo, un 15% de las ordinarias, aunque otros convenios pueden incluir hasta un 30%.
¡Para participar es necesario registrarse!
¿No estás registrad@?